Buscar
  • Lydia Madero Alcantud

TU VIDA ES UN REFLEJO DE CUÁNTO TE AMAS



Bajo mi verdad no existe una realidad que verifique “la vida es así” o “son épocas dificiles”, solo existe la neutralidad ante una situación que bajo tus creencias o limitaciones puedas catalogarla como buena o mala.

Cuanto más caos haya fuera, más debes reforzar tu poder espiritual y tu auto conocimiento. Hay quien piensa que no son más que textos de autoayuda ya que no son capaces de llevarlas a la práctica a consecuencia de sus miedos y resistencias a mirar hacia dentro. 


Todo está bien hasta que pierden su trabajo o la vida les lleva a situaciones límite donde viven una saturación de sufrimiento y no queda otro remedio que parar. Y parar te hace sentir emociones, tener pensamientos y conversaciones con tu mente (ego) que te hacen replantearte tu realidad y comprender que esa realidad era falsa. Era una construcción de tu vida a consecuencia de tus actos, decisiones y pensamientos, (ligados a las creencias con las que has crecido) que era tu verdad, tu realidad, y que sólo depende de ti transformarla y aceptar que todo tiene un porque y un para que, y que también era necesario todo aquello que dejaste atrás y todas las experiencias que te han llevado al extremo para crecer como persona y aprender. La consciencia, la aceptación y el amor son los tres pilares básicos que te llevarán hacia una vida de felicidad.


Aceptar que sólo tú tienes el poder de cambiar tu realidad, que luchar por cambiar el exterior o a alguien sólo te llevará a seguir sufriendo, desatará toda tu ira, rabia y frustración.

Recupera tu poder e identifica quién eres en esencia y acepta que fuiste un co creador de tu realidad a consecuencia de limitaciones sociales que te dijeron como tenías que ser y actuar.

Somos dueños de nuestra realidad y tenemos el poder de moldearla a nuestra voluntad pero para ello es necesario liberarnos del miedo.


Tendemos a acostumbrarnos a vender nuestro alma al sistema y adaptarnos a condiciones que no tendríamos porque hacerlo ya que están por debajo del verdadero amor.

Con ello, cada uno atrae a su vida lo que siente que se merece. De ahí podemos destacar frases como: “como es dentro es fuera”, “Aquello en lo que te enfocas se expande”, etc.


La vida funciona como una fotocopiadora, fotocopia tu vibración y te da sólo lo que tú le propones sin saberlo. Amarse a uno mismo es mucho más que elevar la autoestima, sino enaltecer tu alma hasta recuperar el trono de la libertad que has dejado que te usurpe tu mente, familia y sociedad. Aceptando e integrando que te han enseñado bajo su verdad, como mejor han sabido hacerlo.


Si aumentas tu autoconocimiento y trabajas para integrarlo en ti verás que puedes lograr todo lo que te propongas, cambiar tus emociones y afrontar la vida desde otra perspectiva, teniendo control absoluto sobre ti. Aprendiendo a ser feliz sin necesidad de algo exterior, personas y situaciones. Aprendiendo a ser feliz y aceptando cada situación que presente la vida como una oportunidad. 

Pero mientras sigas creyendo que la sociedad, la situación económica y el mundo tienen algún poder sobre ti, serás solo una oveja más del rebaño.


Cada vez que te surja una emoción de miedo, incertidumbre, ira, tristeza... pregúntate:

 ✨¿Qué no estoy aceptando?

Y empezarás a encontrar tus propias respuestas para crear la vida que tu te mereces.

Aceptar que todo lo que sucede en tu vida tiene una misión para ti, lleva consigo un aprendizaje profundo donde puedes conocer todas las fortalezas que hay en ti❤️

0 vistas
 

©2020 por Lydia Madero. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now